Entrevista a Linda Huber

Cuéntanos algo sobre ti.

Nací en Glasgow, Escocia, y allí crecí. Luego, después de haber estudiado Fisioterapia, me fui a trabajar a Suiza “por un año”. Para resumir, aún sigo aquí, viviendo en un hermoso departamento en un pueblo, sobre la margen del Lago de Contanza. Mis dos hijos estudian y me visitan a menudo. Es un lugar maravilloso para vivir. Trabajo como maestra de inglés siete horas por semana y el resto del tiempo es para escribir.

¿Cómo empezaste a escribir libros? ¿Cuándo te diste cuenta de que te apasionaba?

Comencé a escribir historias cortas cuando tenía ocho años y jamás me detuve. Es lo más fascinante del mundo: crear personas y sus mundos, contar sus historias…

¿Quiénes son tus autores favoritos a la hora de leer? ¿Algunos de ellos te inspiró para comenzar a escribir?

Adoro el suspenso psicológico. Mary Higgins Clark, Ruth Rendell (Barbara Vine) son mis dos autoras favoritas y definitivamente me inspiraron. Los procedimientos policiales de Ellie Griffiths también son libros excelentes.

¿Tenías algún autor o libro favorito cuando eras chico?

Me encantaban las historias escolares, ¡aunque no creo que hayan sido una influencia!

¿Qué hay de ti en los personajes de tus libros?

Espero que nada en los psicópatas… Creo que cada uno de mis personajes principales tiene alguna pizca de mí. ¡Yo los creé! Pero también somos diferentes en muchas cosas. Nunca habría conducido por media Inglaterra de ida y de vuelta durante dos fines de semana seguidos, como hizo Alicia en The Paradise Trees, ni habría ayudado a nadie a ocultar un cadáver, como hizo Amanda en Chosen Child.

¿Cuál es el personaje que más te costó y cuál es el que más te gusta?

Soraya, la niña en Chosen Child fue difícil. Cuando comienza el libro, ella había vivido sus seis años sin unos padres amorosos, algo que solo puedo imaginarme, así que tuve que hablar con gente que había trabajado con niños en esa situación. Su madre adoptiva fue mucho más sencillo, ya que podía verme reflejada en el deseo de tener un niño.

¿Cuál fue el reto más importante al que te enfrentaste en tus novelas?

La escritura en sí rara vez es problemática; lo peor que puede suceder es que mi idea para un libro no funcione por algún motivo. Entonces, la dejo a un lado y sigo con otra cosa por unas semanas hasta que surge una nueva idea. El mayor desafío que tengo es cuando termino el primer borrador y tengo que trabajarlo para encontrar aquellas partes que quedaron demasiado largas, corregir errores y asegurarme de que no haya inconsistencias. Es casi imposible lograr suficiente distancia del texto para hacer esto de manera correcta pero, afortunadamente, tengo una correctora brillante. No podría trabajar sin ella.

¿Investigas para las novelas?

Investigo sobre la zona donde se sitúa la historia y siempre las ubico en lugares que realmente visité. Chosen Child está situado en St Ives. No he estado allí desde que tenía unos diez años, pero recuerdo muy bien el mar, las playas fabulosas y la atmósfera especial de las galerías en la ciudad.
A menudo también debo investigar sobre algunos procesos. En este libro se trató de las adopciones en Inglaterra, y fue interesante investigar sobre el tema. El libro comienza con una “fiesta de adopción” y sí, ¡existen!

¿Por qué decidiste traducir tus libros?

Hasta este año, solo uno de mis libros publicados por editorial estaba traducido. Vi en las redes sociales que, en la actualidad, algunos autores organizan esto por su cuenta y decidí intentarlo. Ha sido una experiencia interesante ¡y conocí personas geniales! Es fascinante pensar que hay personas en otros países leyendo mis libros en su idioma.

Ahora que estás llegando a más lectores de otros países, idiomas y culturas, ¿tomas eso en cuenta a la hora de escribir un libro nuevo? ¿Tienes en cuenta que algunas ideas pueden funcionar bien en inglés (chistes, juegos de palabras, referencias a marcas o a celebridades), pero no funcionarán cuando se traduzca a otros idiomas? ¿O simplemente escribes para un público de habla inglesa y luego adaptas la historia en la traducción?

Definitivamente es algo que ahora tengo más en cuenta pero, en mi género literario, la mayoría de las cosas pueden adaptarse, y creo que el escritor puede trabajar con el traductor en estos temas. Cambiamos el nombre del personaje principal en Hijo Elegido, por ejemplo, porque el nombre inglés no funcionaba en un texto en español. Y, en la versión italiana de The Attic Room, cambiamos la mención de los Jelly Tots ingleses por Haribo, ¡que definitivamente es más internacional!

¿Tienes alguna otra pasión además de la escritura?

Mi pasatiempo favorito no relacionado con la escritura es explorar Suiza en ómnibus y en tren. ¡Hace treinta años que vivo aquí y aún sigo encontrando lugares nuevos!

 

Libros en español de Linda:

Hijo elegido

 

Sigue a Linda en redes sociales:

lindahuber.net

facebook.com/authorlindahuber

twitter.com/LindaHuber19

pinterest.com/huber2491

amazon.com/Linda-Huber/e/B00CN7BB0Q

goodreads.com/LindaHuber